El camino de Santiago de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Mérida, Arquidiócesis de Mérida, es una actividad especial, que busca recordar y conmemorar al apóstol, el único  requisito para participar es tener mucha fe, llevar un rosario y ganas de compartir un rato con otros peregrinos rezando por Venezuela, el camino va dedicado a los peregrinos  de toda índole, al apóstol, y a  nuestra querida Venezuela.

     Se recomienda llevar ropa ligera, sombreros, gorras o viseras, un rosario,  protector solar y suficiente hidratación (agua o jugos naturales) para el camino.

     Si algún peregrino desea llevar el estandarte de su cofradía o agrupación son bien recibidos, se ruega evitar temas relacionados a política, es una actividad de fe.

     Los niños son bien recibidos siempre y cuando vayan con su padre o representante, se ruega prudencia con respecto a los menores de edad, la ruta será por aceras de vías públicas, es imprescindible que los menores vayan debidamente  acompañados por personas que los custodien.

  INFORMACIÓN DE INTERÉS:

   El camino de Santiago Mérida es una actividad absolutamente gratuita.

   Se recomienda no traer artículos de mucho valor (celulares joyas), utilizar ropa fresca  y evitar shorts o escotes pronunciados por respeto a la Iglesia al momento de la misa del peregrino.

   Los niños y todo peregrino o curioso que desee participar es bienvenido, pero sugerimos y rogamos que los niños vengan acompañados de su representante o cuidador, con sus coches o andadores...

   Se ruega puntualidad a quienes deseen acompañarnos en esta actividad religiosa ecuménica.

   Los peregrinos pueden portar su estandarte o distintivo de cualesquiera grupos religiosos, o una concha de vieira atada con un cordón rojo, símbolo de los peregrinos jacobeos.

   Car Milenium yel Centro Comercial Milenium han otorgado una tarifa plana de 150 Bs a los peregrinos que estacionen sus vehículos en el centro comercial. Para disfrutar de esta tarifa, debe presentar el comprobante que se´rá entregado al terminar el camino. Después de la misa.